Razones por las que debes actualizar tu logo

El logotipo acompañará siempre a tu marca. Desde el momento en que se crea una empresa el logo es la carta de presentación, y es fundamental en la transmisión de cualquier mensaje. Si, después de trabajar para construir campañas de marketing efectivas, aplicar estrategias de relaciones públicas y promociones de todo tipo, algo sigue fallando en tu negocio, será importante reflexionar sobre la imagen que transmites, ¿No crees que a lo mejor necesitas cambiar la imagen corporativa de tu empresa?

 

Una de las principales razones para diseñar un nuevo logotipo es el lanzamiento de un nuevo producto o idea de negocio. Aunque también lo son un cambio en el mercado, una crítica de los consumidores, la necesidad de llegar a un nuevo público, la presencia de nuevos competidores o que el logo ya no representa los valores de tu empresa.

 

Cuatro puntos que nos aclaran la motivación para cambiar un logotipo:

 

1- Necesidad de un logo más simple para concretar el mensaje.

 

Grandes empresas como Shell, Nike o Startbuck ya lo han hecho, han eliminado sus nombres de los logotipos para hacerlos más simples con el fin de que sean más fáciles de recordar y transmitir. Esta acción no sólo esta disponible para grandes empresas. Estas marcas quieren conseguir ser reconocibles en todo el mundo por una imagen, pero ¿Por qué no ser reconocido mediante una única imagen en tu pequeña comunidad? Debemos tener en cuenta que diseñar un logotipo complejo puede crearte problemas en el futuro por enviar demasiados mensajes y correr el riesgo de no concretar ninguno.

 

Para rediseñar un logo debemos tener claro el objetivo. ¿El cambio aumentará mis ventas? ¿Por qué volver a diseñar mi logo? Responde a estas preguntas antes de decidir cambiar tu marca.

 

2- Necesidad de un logo más actual.

 

Debemos reconocer cuando nuestro logo necesita un lavado de cara, por mucho que nos guste. Sobre todo si ya han trascurrido unos años desde que se diseñó tenemos que plantearnos una actualización. Debemos perder el miedo a renovar y rediseñar nuestra marca, es un error pensar que por simplificar un logo vas a perjudicar la imagen de marca o confundir a los clientes.

 

Si tienes dudas puedes consultar, un diseñador podrá orientarte antes de tomar una decisión. Podrás aclarar si es suficiente con una simplificación o es necesario uno nuevo para transmitir el mensaje de la marca.

 

 

3- Necesitar un logo tras recopilar opiniones.

 

No confíes únicamente en tu intuición, en la opinión de tu socio o en el equipo que forma parte de tu empresa. Cuantas más opiniones obtengas , más fácil será tomar una decisión. Estas opiniones facilitarán ideas al diseñador.

 

 

4- Si no lo necesitas, no lo cambies.

 

Si tus clientes se identifican con tu actual logotipo y estas seguro de que transmites claramente el mensaje adecuado, no lo cambies, únicamente realiza pequeñas modificaciones para modernizarlo.

 

Este vídeo nos da algunas indicaciones a tener en cuenta en el diseño de un buen logo: