Muchas personas deciden emprender un negocio. Algunos creen que su única opción es crear una empresa ya que la situación económica o el encontrarse en paro no les deja otra alternativa; hay quienes tienen una magnífica idea o producto y les gustaría emprender su negocio; y también están aquellos que no se sienten conformes con su empleo actual y piensan que podrían ser su propio jefe.

 

Pero cualquiera que sea tu motivación, hay ciertos pasos que deberías seguir. Mi experiencia me dice que si estás decidido a emprender debes elegir un negocio que te motive, que te guste, a ser posible que te apasione. Cuando trabajas en algo que te mueve por dentro, enfrentas los obstáculos con mayor decisión y convicción y será más difícil que alguna circunstancia te lleve a abandonar.

 

1# Proyecto empresarial

 

Cuando decides emprender, lo primero que debes hacer es plasmar tu idea en un proyecto que analice:

 El mercado al que te diriges: ¿Está en crecimiento?, ¿Pertenece a un sector innovador?, ¿Existe mucha competencia?

 Los aspectos administrativos como contratos de trabajo, convenios, permisos, impuestos, licencias municipales, seguros…

 La financiación: ¿Dispones de recursos propios suficientes o necesitas acudir a otras fuentes de financiación como créditos o préstamos?, ¿existen medidas de apoyo de las administraciones públicas a las que puedas acogerte?

 

2# Haz un análisis DAFO

 

Un DAFO (iniciales de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) es una herramienta que permite al empresario analizar la realidad de su empresa, marca o producto para poder tomar decisiones de futuro.

El DAFO puede ser un buen comienzo cuando te planteas un nuevo proyecto ya que te ayuda a establecer las estrategias para que sea viable.

 

Se compone de un análisis interno (Fortalezas y Debilidades) y externo (Amenazas y Oportunidades). Una vez realizado el análisis, es necesario definir una estrategia que lleve a potenciar las fortalezas, superar las debilidades, controlar las amenazas y beneficiarse de las oportunidades.

La Dirección General de Industria y de la pequeña y Mediana Empresa pone a nuestra disposición una herramienta interactiva y gratuita para realizar un Análisis DAFO.

3# Haz un autodiagnóstico de tus actitudes emprendedoras

 

Otra herramienta de la Dirección General de Industria y de la PYME que a través de un cuestionario de 25 preguntas cerradas, distribuidas en siete características del emprendedor (motivación, iniciativa y energía personal, perfil psicológico, capacidad de relación, capacidad de análisis, innovación y creatividad y propensión al riesgo), te ofrece una serie de recomendaciones que te ayudarán a estar preparado para iniciar tu proyecto. Ir al autodiagnóstico de actitudes emprendedoras.

 

4# Haz un plan de empresa

 

El plan de empresa es un documento que identifica, describe y analiza una oportunidad de negocio, examina su viabilidad técnica, económica y financiera y desarrolla todos los procedimientos y estrategias necesarias para convertir esta oportunidad en un proyecto empresarial concreto.

Es imprescindible cuando se quiere poner en marcha un proyecto, sea cual sea la experiencia profesional del promotor o promotores y la dimensión del proyecto.

 

El plan de empresa tiene dos objetivos:

 permite al promotor del proyecto llevar a cabo un exhaustivo estudio de todas las variables que le pudieran afectar, aportándole la información necesaria para ayudarle a determinar su viabilidad.

 el resultado del plan de empresa se puede utilizar como carta de presentación del proyecto ante terceras personas ante las que solicitar cualquier tipo de colaboración o apoyo económico: entidades financieras, inversores institucionales o privados, sociedades de capital riesgo, organismos públicos y otros agentes implicados.

Interesa profundizar y estudiar bien el plan de empresa. Me refiero a buscar, analizar, investigar qué necesitan tus futuros clientes, cuáles son sus preferencias, quiénes son tus competidores y qué están haciendo, etc. Tómate el tiempo que necesites para desarrollarlo, comparte tu idea con tu entorno, pide opiniones a otros que tengan experiencia, busca información…

 

Emprender es una experiencia maravillosa, pero es importante hacerlo siendo consciente de lo que haces, estando bien informado. Sólo así podrás tomar las mejores decisiones.

Si sigues estos consejos y estas dispuesto a seguir avanzando en tu proyecto, adelante! Porque la experiencia me ha enseñado que emprender no es una cuestión económica, sino de determinación, actitud y decisión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This